Sábado 23 Septiembre 2017

Comuna 12   

Instagram Google PlustwitterFacebook

 

Más de cien vecinos se hicieron presentes  a la audiencia pública por el cruce bajo a nivel de la Av. Triunvirato, realizada en la Asociación de  Comerciantes de Villa Urquiza, Congreso 4977. Los presentes hicieron sentir su descontento con la obra que intenta llevar adelante el  Gobierno porteño. Sostienen que va a dividir el barrio en dos y le va a hacer perder su identidad.

La reunión comenzó con la exposición de los funcionarios y técnicos que expusieron la obra en una maqueta y argumentaron sobre los beneficios que traerá en cuanto a la fluidez vehicular tomando como referencia el centro porteño. Manifestaron que la construcción del túnel (que se extenderá de la calle Cullen hasta Blanco encalada) respetará el arbolado existente (solo se quitarían cuatro arbustos) y que mejorará el impacto sonoro. Informaron que su construcción demandará catorce meses y será a cielo abierto.

Los abucheos de los presentes no se hicieron esperar. Ante el descontento manifiesto del auditorio los funcionarios se defendieron diciendo que la consulta no era vinculante y que por ley no hay diálogo, ni preguntas posibles, ni siquiera para el periodismo.

Los participantes preguntaron ¿Cuál es el sentido de una calle de convivencia donde no se puede dar vuelta, ni ir para adelante, agravado con una dársena en la puerta de la Escuela Gorriti?  El ingeniero presente contestó -improvisando un verso- que se podría mejorar y hacer una vuelta en U, justo en el “Café de la U”.

Los vecinos inscriptos como oradores expusieron argumentos que van desde la pérdida de la identidad del barrio, debido a que Triunvirato quedaría dividida en dos. También se hizo hincapié en la  muy demorada obra del bajo a nivel de la Av. Constituyentes y Roosevelt donde –según los vecinos- si se daría una solución concreta al caos vehicular que a diario se concentra en esa zona.       

“Este proyecto de concretarse provocara un grave quebranto económico entre los comerciantes afectados por la traza de la obra, debido a las pérdidas económicas que estiman les causarán la lógica merma en las ventas durante ejecución de las mismas. Avalar este proyecto significa la ruina económica de un sector de comerciantes de una barriada tan populosa como V. Urquiza. No es un detalle menor ni que no debamos tener en cuenta: el sustento de muchas familias no solamente se vería gravemente afectado sino colapsado por lo antes enunciado.

Por otra parte y quizás la más importante: se alteraría la tradicional fisonomía de nuestro barrio.
El mismísimo Presidente De La Comuna Nº 12, Don Néstor Dall’Alpi, expresó en una entrevista realizada por el periódico EL BARRIO VILLA PUEYRREDON, que  El planteo que hacen los vecinos de Villa Urquiza es entendible. La obra parte el casco histórico de la villa, queda dividido en cuatro el barrio, va a ser una isla." y reconoció que "Villa Urquiza con la finalización de la terminal de subte va a ser impresionante…
¿Acaso el señor Presidente de la  Junta Comunal  12 está equivocado en sus apreciaciones o las mismas son el resultado de su amor por la comuna y el sentido común?”, sentenció el  vecino Antonio José Bazaga.