Viernes 20 Octubre 2017

Comuna 12   

Instagram Google PlustwitterFacebook

 

padre toto

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires declaró; este miércoles, durante la sesión especial, Ciudadano Ilustre al sacerdote Lorenzo de Vedia, conocido como Padre "Toto".

 

El Padre 'Toto' integra el equipo de Sacerdotes para las Villas de Emergencia; fue designado en 2014 como capellán del Movimiento de Trabajadores Excluidos y de los Trabajadores Cartoneros y conduce desde 2011 la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé que se encuentra en la Villa 21-24, de Barracas, en la Comuna 4.

"Desde una vocación sacerdotal, que marca su opción de vida por los pobres, 'Toto' trabaja sobre los valores que identifica en la villa y que no siempre trascienden públicamente. Donde otros sólo ven delincuencia, drogas y violencia, él encara un trabajo comunitario positivo promoviendo la  integración urbana y social de esos vecinos al resto de la Ciudad"; sostuvo La Diputada porteña: María Rosa Muiños, autora del proyecto.

"Su labor en materia de derechos humanos se destaca por el trabajo en la recuperación de adictos en los asentamientos; la lucha por concientizar sobre la no criminalización del adicto; la no discriminación de la pobreza; la integración en reemplazo de la marginalidad; y la superación de esas condiciones con salud, vivienda, educación y trabajo"; concluyó la Legisladora.

Su historia y pensameinto

El Padre Toto llegó hace casi veinte años a la Villa 21. De ahí fue trasladado a una iglesia de Constitución. Luego de la partida del Padre Pepe, Toto regresó a  la parroquia de Nuestra Señora de Caacupé. Su actividad y movimiento surge en sus orígenes,  en la provincia de Corrientes y en Paraguay. Desde entonces trabaja intensamente con la ente que vive en este asentamiento, "A la que la sociedad porteña le atribuye todo tipo de delitos y crímenes", se queja Toto. "Siendo vecino del lugar muchas veces siento más temor de caminar por el Barrio Norte o Palermo que transitar por esa zona del sur porteño". Y agrega "La buena impresión -naturalmente- la da su buena gente, que estudia, trabaja, produce, o como  Julio Antonio Arrieta, cineasta y actor más conocido como el 'Payaso Arrieta' que siempre animaba algún corso pero también hacía cine documental, actuó en la tira Tumberos y era autor de una espeluznante historia acerca de cómo la Villa 21 salva al mundo de una invasión de extraterrestres". El tema lo llevó al cine un director italiano. Arrieta murió a los 62 años.