Lunes 20 Noviembre 2017

Comuna 12   

Instagram Google PlustwitterFacebook

 

racing 67

A 50 años de la hazaña donde “la academia” conseguía el primer título intercontinental para el país, homenajearon al plantel que logró aquella hazaña.

 

El 4 de noviembre de 1967, el estadio Centenario de Montevideo se colmaba de simpatizantes de Racing para ver a su equipo jugar el partido desempate de la final de la copa intercontinental,  frente al temido Celtic escocés. El partido de ida fue 1 a 0 para los europeos; el de vuelta, en argentina,  2 a 1 para Racing.  

El partido desempate, en Montevideo fue literalmente una batalla, y el gran ganador resultó el equipo de "José" (Juan José Pizzuti) por 1 a 0, que tuvo nombres propios en los que sustentar su éxito: Cejas, pura seguridad en el arco; Perfumo, máxima expresión de calidad y espíritu ganador; Basile, caudillo total, líder absoluto, impasable por arriba y por abajo; Rulli, rueda de auxilio para todos los compañeros y principal obstáculo para los rivales; Raffo, sinónimo de lucha y vocación permanente de gol; Martín, sobriedad al servicio del equipo, un capitán de lujo; Maschio, el toque de talento, el lujo, el cerebro del ataque; Cárdenas, el del golazo que cambió la historia.

Por iniciativa del Diputado Eduardo Petrini, y en coautoría con los Diputados Eduardo Santamarina y Christian Bauab, se homenajeó al plantel de Racing Club, tras haberse cumplido los 50 años de la obtención del primer título intercontinental.

"El proyecto surgió porque yo soy un amante del fútbol, y más allá de ser hincha de Vélez tengo muchos vínculos con Racing, principalmente la pasión de mi abuelo por este club. Por eso, cuando un asesor que es fanático de Racing, me presentó el proyecto, no dudé en ponerme a trabajar en coordinación con la dirigencia del club, que siempre me recibió muy bien", comentó el joven diputado de 28 años, Eduardo Petrini.

Además consideró que “es muy importante fomentar el deporte y por eso hay que reconocer cuando los deportistas consiguen estos logros. Es así, que  junto con dos colegas, trabajó en el proyecto para homenajear a estos jugadores que fueron un emblema y se consagraron campeones del mundo, convirtiéndose en el primer club argentino en obtener este título.

Además de este homenaje, en las próximas semanas,  se colocará una placa homenaje conmemorativa  en la sede en Villa del Parque que tiene  este club.