Jueves 23 Noviembre 2017

Comuna 12   

Instagram Google PlustwitterFacebook

 

same

Según un informe elaborador por el auditor General de la Ciudad, el paso bajo nivel de la calle Ceretti (entre Av. Monroe y Franklin Roosvelt), cuya construcción le costó al gobierno de la Ciudad de Buenos Aires 17 millones de pesos, no tiene la altura suficiente para que pasen por allí varias de las ambulancias del SAME.

 

Con sus 2,4 metros de altura, el túnel que cruza por debajo de las vías del tren Mitre -ramal José León Suarez- es 3 centímetros más bajo que el techo de las 13 ambulancias Merceds Benz Sprinter 415 que compró el SAME en 2012.

Debido a la altura del túnel “puede haber una fatalidad en cualquier momento, porque para cruzar por ahí las ambulancias deben hacer un rodeo enorme”, señaló Del Gaiso.

Según el informe, este modelo de utilitario requiere que los túneles tengan al menos 2,6 metros de alto para poder cruzarlos.

La construcción del paso bajo nivel estuvo a cargo de AUSA, la sociedad anónima cuyo accionista principal (con 95% del paquete accionario) es el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y fue inaugurado en agosto de 2013, en plena campaña electoral.

En el anteproyecto de construcción (Memoria Descriptiva y del Informe de Diseño Geométrico), AUSA detalla que el diseño del túnel se realizó siguiendo las normas de la AASHTO -siglas en inglés de la Asociación Americana de Autopistas Estatales y Transportes Oficiales-, aunque en lugar de los 4,3 metros de altura recomendados se fijó un gálibo vertical de 2,4 metros.

“No se ha dejado de lado la circulación de utilitarios y ambulancias, por dicho motivo el gálibo fue fijado en 2,40 metros, aunque las recomendaciones establecen un gálibo vertical mínimo de 4,30”, admite el punto 4.1 del anteproyecto.

El informe del auditor señala que en la licitación pública Nº 864, con la que se compraron las ambulancias, se indica que “las unidades deberían tener en sus dimensiones conforme el Pliego de Especificaciones Técnicas una altura máxima de 2,60 metros”.

Esto demuestra “un problema grave en el momento de la planificación”, consideró Del Gaiso, y añadió que “lo grave es que AUSA no sabe cuánto miden las ambulancias”.

Pero sí parece saberlo el gobierno porteño, ya que en la parte de su sitio web en el que promociona la finalización de la obra (http://www.buenosaires.gob.ar/desarrollourbano/grandesobras/grandes-obras-viales/tuneles), sostiene que el paso bajo nivel “posee una altura de 2,8 metros que permite el paso de autos, utilitarios y ambulancias”.

Esta última “cuestión que es inexacta conforme lo expuesto”, concluye el informe. 

 

Télam