Jueves 23 Noviembre 2017

Comuna 12   

Instagram Google PlustwitterFacebook

 

triunvirato y olazabal

La Diputada porteña del Frente para la Victoria (FPV) Andrea Conde presentó ayer un pedido de informes en la Legislatura Porteña por la obra en construcción que lleva adelante la empresa Nueva Olazábal S.A  en Av. Triunvirato y Olazábal. El pedido lleva la firma de distintos legisladores del bloque del FPV.

 

El proyecto de resolución presentado el viernes, le pide información al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sobre la habilitación de la obra y la Evaluación de Impacto Ambiental “Según la ley 123 de Impacto Ambiental de la Ciudad es el procedimiento técnico que debe evaluar los cambios que el proyecto puede generar en el ambiente”, explica la Diputada Conde. También solicita información sobre “las inspecciones realizadas por la Agencia Gubernamental de Control y pregunta si se realizó el Procedimiento de Evaluación de Sitios Potencialmente Contaminados con Hidrocarburos que establece la resolución 326 dictada en el 2013 por la Agencia de Protección Ambiental de la CABA”.

El 3 de septiembre del corriente año se produjo el derrumbe de una vereda lindera al mega proyecto inmobiliario El causante fue la pérdida de un caño de agua que socavó los cimientos de la construcción. “Este derrumbe generó pérdidas económicas en negocios linderos y preocupación e incertidumbre en los vecinos de Villa Urquiza ya que la obra está situada a 1 cuadra de donde fue el derrumbe del Gimnasio Orión, donde murieron 3 personas en 2010” reclama Conde.

El 12 de Octubre la Agencia de Protección Ambiental detectó que el agua drenada a la red pluvial estaba contaminada con hidrocarburos. Esto había sido denunciado por los vecinos y confirmado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad un mes antes que el organismo de control. En el predio donde se está construyendo la obra previamente funcionaba una estación de servicio. “El Procedimiento de Evaluación de Sitios Contaminados con Hidrocarburos debería haber detectado eso y plantear un plan de recomposición” se queja.

“Con este pedido de informes queremos que el Ejecutivo porteño responda por todas las irregularidades expuestas. Nos preocupa que los organismos de control e inspección de la Ciudad no den cuenta de estos problemas e ilegalidades que perjudican a los vecinos del barrio y atentan contra el derecho de las personas a gozar de un ambiente sano. Preservarlo y defenderlo es responsabilidad del Estado” cierra su comunicado.