Jueves 19 Octubre 2017

Comuna 12   

Instagram Google PlustwitterFacebook

 

villa rocatagliata

El Legislador Gustavo Vera impulsó el amparo porque decía que los metros edificables superaban lo permitido por el actual Código de Planeamiento Urbano. La empresa se defiende y dice que está a reglamento. El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires tiene la última palabra.

 

Se escribe un nuevo capítulo en la construcción de torres en torno al Palacio Roccatagliata de Coghlan, ubicado en la esquina de Roosevelt y Balbín. La empresa Palacio Roccatagliata SA apeló el fallo que suspendía, luego de hacer 14 pisos, la construcción de dos torres con 370 unidades. Este inmueble rodea a la centenaria edificación, la cual a su vez está rodeada por un espacio verde de acceso público, según la firma responsable. La Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario y el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires definirán si es legal o no terminar con este ambicioso proyecto inmobiliario, uno de tantos que han surgido en los últimos años en torno a la Comuna 12.

El Juez Osvaldo Otheguy, titular del juzgado N° 8 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, había frenado en noviembre la construcción de las torres. Había hecho lugar al recurso de amparo presentado por el Legislador porteño Gustavo Vera (Bien Común). Allí el representante del Poder Legislativo local decía que a la empresa Palacio Roccatagliata SA le habían permitido construir más metros de lo permitido por el Código de Planeamiento Urbano (CPU) para esa zona de Coghlan. En consecuencia, Vera argumentaba que al haber cambios en las alturas máximas se modificaba el CPU, lo que motivaba un debate en la Legislatura de Buenos Aires y una ley de doble lectura, con audiencia pública de por medio.

Por la otra parte, los tres abogados que defienden a la empresa (Víctor Varone, Gabriel Iezzi y Ana Laura Palmucci) dicen que se está en regla: “No se omitió nada en los trámites previos. Antes de comenzar con la obra se tomaron todos los recaudos y se obtuvo la aprobación de parte del Gobierno de la Ciudad. Lo que se hizo fue una compensación, y esto también fue aprobado dentro de las regulaciones. Se hizo así porque el Palacio, que se integra al entorno urbano, y además suma espacio público, formará parte del complejo junto con las dos torres de viviendas”.

La apelación es crucial para la empresa, ya que de forma extraoficial afirma que hay partes de la edificación que deben ser reforzadas. También temen que se intruse el inmueble.

Vecinos de las Comunas 12 y 13 siguen este tema de cerca. De hecho en varias ocasiones han hecho movilizaciones en la esquina de Roosevelt y Balbín para exigir el resguardo patrimonial de este histórico inmueble.

En 2014 un grupo de vecinos junto a  las asociaciones Basta de Demoler y Amigos de la Estación de Coghlan habían presentado una primera medida cautelar. Fue desestimada por la justicia, lo que dio luz verde a los trabajos hasta la presentación de Vera.

Su historia

Villa J. Roccatagliata (también conocida como Palacio Roccatagliata) es una gran residencia familiar que se encuentra en la Avenida Ricardo Balbín 2603 (esquina calle Franklin Delano Roosevelt), en el barrio de Coghlan de la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Fue construida para Juan Roccatagliata1​ hacia 1900, como lo indica una inscripción en su fachada, y aunque su autor es desconocido se trata de una clásica casona de estilo italianizante, perteneciente a una próspera familia instalada en el recién urbanizado barrio de Coghlan. Fue, junto con el Hospital Pirovano una de las primeras edificaciones en tener una línea telefónica.2​ Los Roccatagliata fueron propietarios de la Confitería del Molino.3​

En su análisis, el arquitecto Jorge Liernur coloca a la Villa Roccatagliata dentro de la tipología de casas suburbanas que titula “villa criolla”, calificada como “mezcla de tradición española y nueva sensibilidad italiana”, con planta en forma de letra H: un vestíbulo central y las habitaciones a su alrededor, organizadas a lo largo de galerías.

Fuente: Clarin.com