Skip to main content

Cayó en Villa Pueyrredón un integrante de la Secta de Villa Crespo

 

Un médico integrante de la denominada "Secta de Villa Crespo" cayó detenido este lunes 22 de agosto en Villa Pueyrredón, acusado de formar parte de la asociación ilícita y realizar "curas de sueño" en la "Clínica CMI Abasto". 

No trascendió el nombre ni la edad del facultativo, que fue arrestado en su domicilio de Terrada al 5100 por parte de detectives del Departamento Trata de Personas de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía Federal Argentina (PFA), que cumplieron una orden del juez federal porteño Ariel Lijo, según informa el diario La Nación.

 

El médico es sospechoso de haber formado parte de las "curas de sueño" que se hacían a los pacientes que debían ser "aleccionados" porque se resistían a seguir con los lineamientos y órdenes efectuados por el “maestro” Juan Percowicz, el líder de la organización "Escuela de Yoga de Buenos Aires". El detenido formó parte hasta 2019 de la Clínica CMI Abasto, situada en Guardia Vieja al 4000.

 

“Otras prácticas coercitivas tenían lugar en la ‘clínica’ denominada CMI Abasto, dependiente de la organización, donde los alumnos y alumnas eran internados y adormecidos durante varios días como forma de aleccionamiento y subordinación. Esto se hacía, fundamentalmente, cuando algún integrante planteaba alguna crítica o duda respecto del líder y sus máximos colaboradores", describió el escrito de los fiscales Carlos Stornelli y sus colegas Alejandra Mángano y Marcelo Colombo –de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex)–, donde pidieron aprehender al sospechoso residente en Villa Pueyrredón.

 

De la lista inicial con pedido de captura restan cuatro prófugos. Todo se desató en un amplio operativo de allanamiento en decenas de sedes simultáneas, en la madrugada del 13 de agosto. Según la hipótesis judicial, en el edificio de la Escuela de Yoga, en Villa Crespo, operaba un falso grupo espiritual, que por el contrario cooptaba a "alumnos" para explotarlos económicamente y, en el caso de algunas mujeres, prostituirlas, para obtener dinero y favores.